Enrique la garza impaciente

¡Enrique la garza no podía estarse quieto! ¡Él siempre se estaba moviendo, y esto los volvía loco a todos! Su hermano y hermana le gritaban porque caminaba en sus cabezas, y...